Guayoyo en Letras

Switch to desktop Register Login

FORO: "COMUNAS ES COMUNISMO"

Por Fabiana Crisci 

 

MCM 980Vente Venezuela llevó a cabo el foro “Comunas es Comunismo”, con el fin de orientar a las ciudadanos sobre el tema de las comunas. Contó con la participación de Gerardo Blyde, María Corina Machado, Gloria Cuenca,  Leonardo Carvajal, Tomás Arias y Adriana Vigilanza.

 

El evento describió, desde diferentes aristas, el proyecto de Ley de Comunas, que quiere implantar el Gobierno Nacional. El alcalde Gerardo Blyde explicó, desde el punto de vista constitucional, la manera en la que se estructuran. Las comunas pueden unirse para formar una ciudad comunal, que de manera progresiva puede incluir a otros sectores dando como resultado la formación de una confederación de comunas. Hizo énfasis en que quienes no estén legalizados ante el ministerio de las Comunas y otros entes, de concretarse el proyecto, no podrían participar en las decisiones tomadas bajo esta estructura.

 

Los ponentes hicieron énfasis en que el país rechazó el proyecto de comunas en la Reforma Constituyente en el año 2008, explicándoles  que el término “comunas” tiene un concepto distinto a lo que son los Consejos Comunales; insistieron también en que la configuración de las comunas presenta una estructura paralela donde al ciudadano se le promete participar y no se cumple.

 

imageCECPor su parte, la diputada María Corina Machado explicó a los asistentes que los regímenes autoritarios son una amenaza a la familia y a la estructura moral. Igualmente, Gloria Cuenta, Leonardo Carvajal, Adriana Vigilanza y Tomás Arias expusieron sus puntos de vista en cuanto a las consecuencias que tienen las comunas para la libertad de expresión, la educación, para el sufragio y para el modelo de economía productiva.

 

Los dirigentes de la oposición mostraron a los asistentes, de una forma sencilla en qué consiste la estructura de la Ley de Comunas y las diversas formas e ideas para atacar la instalación de este proyecto, pues afirmaron que el comunismo es un sistema que nunca ha funcionado y que ha fracasado en el mundo. 

 

Última actualización el Lunes, 26 Noviembre 2012 16:01

Visto: 1252

CANCIÓN DE NAVIDAD

Por Viviana Cusi

 

Todos somos compañeros de viaje

 

Como ya es tradición desde hace 13 años, estas navidades AGOTeatro presenta el espectáculo musical “Canción de Navidad”, basado en el famoso cuento escrito por Charles Dickens.

 

guarapita 2Bajo la dirección de Virginia Aponte, directora del grupo y quien cuenta con más de 100 montajes en sus 30 años de trayectoria, más de 20 actores se suben al escenario, para dar vida, una vez más, a este montaje que une canciones en vivo, títeres, efectos especiales y la interpretación actoral.

 

Si bien se trata de un montaje pensado para un público infantil y juvenil, el mensaje de la pieza también va dirigido a los adultos, quienes encuentran en el texto, desde sus experiencias, un espejo de sus propios miedos y actitudes, ante determinadas circunstancias. Cosa que deja en evidencia, la increíble vigencia que tiene el cuento original.

 

Charles Dickens y su Cuento de Navidad

           

“Canción de Navidad”, es una adaptación para teatro del cuento “A Christmas Carol”, escrito por Charles Dickens, hace casi 200 años. La historia original, está ambientada en la época durante la cual vivió el escritor (entre 1812 y 1870) y se centra en la historia de Ebenezer Scrooge, un viejo avaro, quien decidido dedicarse a los negocios, se aleja de todos y vive en soledad.

 

Sin embargo, una noche antes de Noche Buena, es visitado por el fantasma de su difunto socio, Jacobo Marley, quien le advierte de las terribles cadenas que pesarán sobre su espíritu, si sigue cultivando su codicia. Para que entienda la lección, es visitado por tres espíritus, quienes le muestran sus Navidades Pasadas, Presentes y Futuras.

 

En cada una de estas visitas, Scrooge redescubre aspectos de su propia persona y del mundo, que antes era incapaz de ver. Esto hace eco en lo más profundo de su alma y desencadena la renovación de su personalidad. Scrooge cambia, pero no desde un impulso externo, sino desde el entendimiento de su propia existencia y, sobre todo, desde el reconocimiento del otro.

 

Como una muestra de respeto ante la palabra del autor, los textos de “Canción de Navidad” guardan estrecha relación con lo escrito por Dickens, conservando el mensaje original.

 

guarapita 1Dice Aponte, “más allá de la fiesta navideña, que es la excusa de esta maravillosa historia, estamos ante el sencillo regalo de Charles Dickens, un hombre que vivió conociendo tristezas, miserias y soledades... pero que siempre entendió que más allá de cualquier dificultad está la capacidad de los hombres de recapacitar y entender que volver a empezar es el privilegio de todo ser humano que comprende el Amor como sentido de vida”.

 

 13 años de renovación

 

Si bien es cierto que este montaje llega a su cumpleaños número 13, esto no significa que se trata de una simple repetición. Para esta temporada, AGOTeatro trae un ingrediente especial: la renovación.

 

Al igual que en el cuento original, donde Scrooge se transformó desde sí mismo y desde su reflejo en el otro, Aponte apuesta por la renovación desde el texto, haciendo entender a su elenco el profundo significado que este guarda. A partir de allí, se inicia el proceso actoral, profundizando en el “fondo” de cada personaje, para enriquecer la “forma”.

 

Además, este es el primer año en el que se trabaja con dos elencos, incluyendo dos Scrooge. Esta decisión, responde a la necesidad de que cada actor tuviese un “compañero de viaje” en el cual verse reflejado y en conjunto, hacer un trabajo de reconocimiento el texto, de la pieza y del mensaje.

 

Para ello, se convocó a gran parte de los integrantes de AGOTeatro, TUCAB y Fundación Medatia, quienes participaron de este “experimento” que a su vez, es el reflejo del espíritu del grupo.

 

Compañeros de viaje

 

guarapita 3La Navidad “es el único momento a lo largo del calendario en que pareciera que la gente abre sus corazones como si en realidad fuesen compañeros de viaje y no una raza de enemigos”, es lo que dice Fred a su tío Scrooge y ha sido la clave del proceso que han vivido los integrantes de AGOTeatro, durante esta temporada de “Canción de Navidad”.

 

Este reconocimiento del otro y el entendimiento de que “todos somos compañeros de viaje”, es además una clave importante que el grupo quiere transmitirle a la sociedad en general. Estamos divididos y es necesario el encuentro real, para iniciar el proceso de renovación, que nos llevará a construir una mejor realidad para todos.

 

Este montaje para toda la familia, se presenta sábados y domingos, a partir del 17 de noviembre al 15 de diciembre, a las 3:00pm en el Teatro Escena 8.

 

 

Última actualización el Lunes, 26 Noviembre 2012 16:53

Visto: 1566

TENEMOS QUE HABLAR

Por Viviana Cusi 

Un mosaico teatral sobre el amor y el desamor

 

Pendon TENEMOS QUE HABLAR - copia

Amor… un tema con demasiadas aristas como para ser simplificado. Desde el romanticismo, miles de historias han estado inspiradas en el amor y cientos de miles han sido sus protagonistas. De todas ellas, cinco son las que se muestran en el montaje teatral que Walk Producciones y Delirium Tremens Producciones, traen a la escena caraqueña bajo el nombre de “Tenemos que Hablar”.

 

Como su propios productores ejecutivos, Andrés Ruiz (Delirium Tremens Producciones) y Héctor Orbegoso (Walk Producciones) afirman, se trata un mosaico teatral, en el que se unen cinco obras de corto-teatro para presentar cinco visiones diferentes de lo que es el amor y su fiel acompañante, el desamor.

 

La Necesidad de Hablar

El proyecto inicia cuando Andrés Ruiz ve una obra corta producida por Héctor Orbegoso y su socia/novia, la actriz Cindy Candosin, dirigida por Carlos “Caque” Armas, llamada “Castellano para Conquistas” (una adaptación de un texto de Davis Ives). La idea de Armas y Orbegoso, es realizar un montaje de obras cortas de Ives, sin embargo no llega a concretarse.

 

Pero no todo estaba perdido. Ruiz, quien se ha dedicado al teatro y a la actuación desde que tiene doce años, queda enamorado de la idea de hacer teatro breve y le propone a Orbegoso (quien hasta hace un par de años solo había hecho cine) producir y montar la obra “los Pelirrojos”, de Jean-Claude Grumberg.

 

Sin embargo, para llevar esta obra a los escenarios, es necesario unirla a otros montajes teatrales. Tomando la idea de “Cortos Interruptus”, proyecto en el que participó Orbegoso, deciden hacer un montaje teatral en el que se unieran varias piezas de corto-teatro, que trataran de temas parecidos.

 

Comenta Orbegoso, “la pata coja que tenía “Cortos Interruptus” era que cada historia era independiente y no iba de nada sobre nada. Yo dije “no cometamos ese error ahora, busquemos textos que nos gusten y que sea sobre algo similar”. Andrés tenía un archivo .rar de muchas obras cortas y, partiendo de “Los Pelirrojos”, buscamos textos que trataran de temas similares y que tuviesen algo en común. Entonces, buscamos obras que fuesen de dos actores, que trataran de relaciones de pareja y que tuviesen un subtexto, que le diera un punto de vista nuevo a lo que es el amor y las relaciones de pareja”.

 

 El Amor y sus Aristas

Bajo esta visión, ambos se proponen buscar otros directores, dispuestos a montar esas obras cortas. Ruiz incluye a Daniel Dannery, joven dramaturgo y director de teatro, egresado del grupo Skena. Dannery, acepta participar con un texto de su autoría: “Tout est Merde”. Según nos cuenta “Yo venía de 5 años dirigiendo teatro de taller y había tenido la experiencia de dirigir mi primera profesional con Skena. El formato del teatro corto, del corto-teatro, como lo llamamos nosotros, es algo que a mí me gusta mucho… es la manera de llegarle al espectador, de una manera distinta. Es buscar la montaña rusa de emociones en 15 min, 20 min”.

 

Por su parte, Orbegoso invita nuevamente a Caque Armas a trabajar junto a ellos con “Timing”, otra adaptación de una obra de David Ives. Comenta Caque “de alguna manera, fui parte del génesis de todo esto, por la idea inicial de hacer un montaje de obras cortas de David Ives. Pero eso se fue diluyendo, hasta que apareció esta propuesta y “Timing” cayó en el combo”.

 

Más tarde, Dannery une al equipo a la directora Victoria Salomón y a Patrizia Aymerich, quien asume el rol de productora del montaje en general, permitiendo que Ruiz se dedicara a la creación de sus personajes y que Orbegoso pudiese dirigir una de las piezas.

 

Es Aymerich quien, finalmente, incluye a Marianery Amin, de quien ya conocía su trabajo.

 

Amin, quien tiene más de 20 años dedicándose a la labor creativa en el mundo de las tablas, afirma “me pareció un riesgo trabajar con otros directores en un solo proyecto. Pero ha sido maravilloso… trabajar en grupo, con otros directores, con cuatro visiones distintas, era un desafío y es cuando uno se pregunta por qué no”. Amin, decide montar una adaptación del “Habitación 427”, de Alberto García Pascal, un texto que había trabajado previamente.

 

La más joven de los directores, Victoria Salomón, quedó prendada de la obra “Método Le Brun”, de Juan Mayorga, por tratarse de un texto diferente a los que venía trabajando previamente. Según afirma “yo venía trabajando en Skena, pero con talleres para chamos. Aquí tuve la oportunidad de trabajar un texto, no necesariamente “apto para todo público”… se me quedó en la cabeza porque me daba demasiado miedo montarlo. Y dije “si no es ahora, no lo voy a hacer nunca, me voy a arriesgar” y me lancé”.

 

Una vez escogidos los temas, cada director empieza la búsqueda de sus actores y entran en un proceso de ensayos individuales, que más tarde, se unirían en un único montaje teatral.

 

El elenco, varios de ellos del equipo de producción, queda conformado por ocho actores: Abel García, Cindy Candosin, Andrés Adolfo Ruiz, Gabriela Mesones Rojo, Newman Vera Puche, Fernanda Godoy y Ernest Cappa.

 

Hablando de Unión…

Tanto los directores, como el elenco y el equipo de producción, son conscientes del reto que se plantea en “Tenemos que Hablar”. Entre todos, deben lograr la sinergia de cinco historias, cinco estilos diferentes, cinco visiones y maneras de trabajar distintas.

 

En principio, la dirección de Dannery es la clave para unificar las cinco obras, en un montaje coherente y rico en significados. Dada su experiencia como director y su carácter, es escogido para dirigir al equipo y establecer las transiciones entre las historias, logrando darle unidad a la pieza.

 

Otro elemento que ayuda a completar la visión de conjunto de “Tenemos que hablar”, es la inclusión de la música de Laura Guevara y Yessenia Maldonado. Ambas artistas, de personalidades diferentes, ponen el ingrediente que faltaba, a través sus letras y su música.

 

La encargada de amalgamar el montaje, a nivel de producción, Patrizia Aymrich, confiesa “realmente ha sido duro y fenomenal, al mismo tiempo. Lo habitual es que el productor trabaje con el director y uno se va adaptando a las exigencias que él quiere. Aquí tenemos cinco producciones pequeñas que a su vez hacen una gran producción. En realidad, nos hemos ayudado entre todos, nos hemos coordinado y la comunicación ha sido muy importante. Y a pesar de las dificultades, estamos demostrando que sí se puede. Lo rico ha sido eso”.

 

Pero la coordinación no ha sido el único reto al que se ha enfrentado este equipo. Ruiz, comenta que, para él, lo más difícil ha sido “hacer una producción responsable. El proceso de seguir adelante, a pesar de los rechazos”, a lo que Orbegoso añade, “somos 15 chamos y nadie es conocido, nadie da taquilla. Pero esa era la idea, presentarnos nosotros y decir “tenemos que hablar””.

 

Directores - Tenemos Que Hablar

 

Cinco Visiones, un Mensaje

“Tenemos que hablar”, al igual que el amor en sí, tiene más de un mensaje. Quizás, el más evidente, es la propia complejidad de las relaciones de pareja y sus diferentes manifestaciones.

 

A lo largo del montaje, cada director plantea una situación concreta, con un tema y un trasfondo que viene dado con el texto.  Según Ruiz, los temas están muy claros: “hay momentos en los que, si hablas demasiado rápido, todo te sale mal; si hay problemas externos, eso termina afectando tu relación; si no hay comunicación, no llegas a la felicidad; si no hablas nunca, el tiempo se te acaba; y el tiempo, a mi juicio, es lo esencial. Más allá de eso, detrás de lo que termina y que se acaba, hay un nuevo viaje que se empieza”.

 

Con todo, cada uno de los directores plantea los textos “a su manera”, dejando ver parte de su personalidad. Sin embargo, como los cinco afirman, cada espectador se lleva un mensaje y una moraleja, según lo que traiga en su “cajita de la vida”.

 

“Tenemos que Hablar”, con todo lo que tiene que decir, se presenta todos los sábados y domingos a las 6:00pm en el Teatro Santa Fe del Colegio de Médicos.

Última actualización el Jueves, 15 Noviembre 2012 04:56

Visto: 1481

PASARELA 360: CONVERSATORIO "RELACIONÁNDOTE CON LA MODA"

Por María Alejandra Rivas 

 

Una fusión entre profesionalismo, experiencia y buen gusto fue lo que diseñadores emergentes, periodistas, blogueros y estudiantes de diseño pudimos disfrutar hace un par de semanas en el conversatorio “Relacionándote con la moda” organizado por Pasarela 360, donde la invitada de honor era nada más y nada menos que Aura Marina Hernández, un nombre que abarca lo que significa hablar de moda en Venezuela.

 

dsc1165En el conversatorio contamos con un excelente moderador como lo es el periodista y Director Editorial de la revista A Uno, Ray Avilez, quién fue el encargado de ilustrarnos  a través de anecdóticas e inolvidables fotografías con personajes como Christian Lacroix, Gianfranco Ferré, John Galliano, por nombrar algunos rostros emblemáticos en la industria de la moda a nivel mundial, lo que ha sido parte de la carrera de Aura Marina. Y es que ella, durante más de 30 años fue la delegada de Christian Dior en Venezuela, Colombia, Panamá e Islas del Caribe, experiencia que la convierte en un gran ejemplo a seguir cuando de comunicaciones, constancia y perseverancia se trata.

 

Gracias a sus grandes esfuerzos ha logrado convertirse en un ícono de la moda que es imposible de ignorar en Venezuela y el mundo, porque como comentaba “a mí no me da pena nada”, lo que quizás ha sido la clave del éxito de su carrera como Relacionista Pública. Actualmente, es dueña de Blue Press Service una empresa especializada en el manejo de Relaciones Públicas, prensa y organización de eventos. 

 

Más que un conversatorio fue una cátedra de cómo se hacen bien las cosas, y de cómo se pueden lograr los objetivos, sin pensar en los obstáculos. Además uno de los temas principales se inclinó hacia la enseñanza de los conceptos y diferencia entre  lo que llamamos “Alta Costura” y el “Pret-a-porter” que son términos que aún en Venezuela no logran diferenciarse debido a la falta de información y criterio cuando se habla de moda.

 

Mientras oíamos divertidas anécdotas y veíamos emblemáticas fotos Aura Marina dijo una frase que puede llevarse a cualquier ámbito y tomarse como un perfecto ejemplo a seguir:

"Si no sabes manejar el éxito caes fácilmente en el fracaso...", y más certera no puede ser esta frase ya que son muchos los que comienzan con proyectos exitosos y se dejan enceguecer por unos minutos de fama, sin pensar en que más allá de los logros del hoy pueden existir mejores el día de mañana, y si no sabemos controlar el ego podemos sucumbir en el fracaso, sin importar los esfuerzos que te llevaron a  ello.

 

En más de una oportunidad Aura Marina también comentó sobre esa irrefutable verdad que es “enseñar y compartir lo que se sabe”, y quién más que ella para decirnos esto. A lo largo de su carrera ha demostrado ser una persona humilde capaz de ofrecer su sabiduría a todos aquellos como nosotros que deseamos enriquecer nuestra mente y ser cada día mejores.

 

dsc1172Durante el break que se tuvo, Aura María compartió con cada uno de los asistentes dejando en vista de todos, su accesibilidad y carisma.  Más de una vez se oyeron comentarios de admiración hacia ella y sin muchos problemas retribuía los halagos con sonrisas y un “para eso estamos aquí para enseñarles a ustedes lo que he aprendido a lo largo de los años, esto para mí es un gran placer”.

 

Pasarela 360 se ha encargado de ser promotor de buenos proyectos cuando de moda se trata. Periodistas, estudiantes de moda y diseñadores no podemos estar más que agradecidos por los esfuerzos que como organización realizan  y gracias a iniciativas como estas podemos imaginarnos un muy buen futuro, no muy lejano, de la creación y desarrollo de lo que podrá llamarse la industria de la moda venezolana. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Última actualización el Martes, 20 Noviembre 2012 04:34

Visto: 1362

UN TRABAJO ARTÍSTICO TEJIDO CON "HILOS DE HADAS"

Por Viviana Cusi 

 

portada

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Direnik ez da sinistu behar, ez direnik ez da esan behar" (no debes creer que no existen, ni debes decir que no son). Con esta frase de tradición vasca, que sería lo equivalente a decir “de que vuelan, vuelan”, el bailarín y director, Armando Díaz, desarrolla una puesta en escena, en la que demuestra que la magia es mucho más real y tangible de lo que se piensa.

Y es que, tanto la concepción, como el proceso de montaje de “Hilo de Hadas”, parece literalmente, tejido por algo mágico, que ha permitido la unión de todos los elementos necesarios, para completar este montaje.

 

Una Lamia Inspiradora

Todo empieza con la iniciativa del joven bailarín y director, Armando Díaz, licenciado en Danza por el Instituto Universitario de Danza de Caracas (IUDANZA), ahora UNEARTE, mención Intérprete en Danza Contemporánea, ganador del Certamen Mayor de las Artes y las Letras de Venezuela 2005, Capitulo Danza y fundador de la Compañía de Danza Sieteocho.

Este reconocido artista, atraído por el trabajo de Alberto Grau (fundador de la Schola Cantorum), asiste a uno de sus espectáculos musicales. El mencionado compositor, de origen catalán y venezolano y con una amplia carrera en la creación de melodías para coros, ha venido desarrollando una nueva propuesta, en la que plantea que dichos coros deben evolucionar, agregando sonidos corporales y movimientos. Esta tendencia se conoce como “euritmia”.

Díaz, movido tanto por la modernidad de la música de Grau, como por su propuesta escénica, decide hacer una lectura propia y desarrollar un trabajo en el que se conjugaran las artes. Díaz confiesa, “siempre me ha llamado la atención la música de Alberto Grau. Me gusta como vincula voz y movimiento. Su trabajo es muy orgánico y es muy interesante cómo quiere romper con el coro convencional, cómo quiere hacer música con el cuerpo, cómo busca una propuesta nueva”.

Llevado por el elemento mágico que, según el propio director, está presente en la temática de la música del maestro Grau, Díaz fue seleccionando las canciones que compondrían su obra. Ya sea por magia o por casualidad, durante su investigación descubre un trabajo eurítmico inédito, del que quedó prendado. Según nos cuenta, “un día, nos fuimos Karen y yo (Karen Díaz, Presidente de la compañía Sieteocho y hermana del director) a la Fundación Schola Cantorum y buscando la música para la pieza, descubrimos “La Suite de las Lamias”, unas partituras de 5 movimientos. Yo nunca la había visto. La agarramos y empezamos a trabajar. Resulta que esta Suite era una obra que había compuesto “por encargo”, pero que nunca había sido utilizada. Pues nosotros la trabajamos y la estrenamos aquí, en Venezuela”.

 

“La Suite de las Lamias” (2009), se convirtió en el tema central del montaje, al que se agregaron otras canciones, todas con música original de Alberto Grau: “La flor de la miel” (1983), poesía de Manuel Felipe Rugeles; “Dolorosa” (1998), textos religiosos en latín; “Cruje-Silba” (1994), poesía de Andrés Bello; “¡Si en este momento te duermes, querube!” (1999), poesía de Jesús Rosas Marcano.

 

11La Creación del Bosque

Es a partir de las historias que rodean a las lamias y su significado en la cultura vasca, que Díaz empieza a darle forma al montaje escénico. Para ello, se adentra en el mundo de las hadas, los bosques y cómo han sido representados por otros artistas.

Toma como referencia una colección de libros infantiles, escritos por Philippe Lechermeier e ilustrados por Aurelia Fronty, de los que, además, extrae el título de la pieza, “Hilo de Hadas”: “El nombre del libro me llamó mucho la atención, es muy hermosos y encajaba con el discurso… A partir de los libros hice un proceso creativo, con la participación de mi sobrina (Victoria Díaz, quien interpreta a la Niña). Leíamos los libros, ella dibujaba y hablábamos de las hadas, de las lamias, de la magia”.

Paralelamente, Armando contacta con su amiga y colega Anaísa Castillo, artista plástico y diseñadora, quien termina de dar forma a la tormenta creativa y lleva a la realidad las ideas de Díaz, transformándolas en vestuarios, maquillaje, peinados y escenografía.

Para las coreografías, el bailarín contemporáneo se inspira, especialmente en la expresión corporal, los bailes y las líneas predominantes del “expresionismo alemán”, fijándose, sobre todo, en la sobresaliente figura de Pina Bausch. De igual manera, confiesa estar muy influenciado por su maestro, Orlando Arocha: “tengo una fuerte influencia de mi maestro Orlando Arocha, tanto en “Hilo de Hadas” como en todo mi trabajo. Fui su alumno, luego trabajé con él en su compañía y he tenido la oportunidad de dirigir a su lado. Ha sido un proceso de crecimiento y ya el trato era otro. Para mí, él es un genio”.

 

Las Hadas y sus Hilos

Si bien “Hilo de Hadas”, no es el primer montaje de Armando Díaz, sí se trata de su primera experiencia dirigiendo cantantes, a las que, no solo les pide cantar, sino también, bailar y actuar.

 

En un principio, le plantea el proyecto a la directora musical Elizabeth Garaicoechea. Según nos cuenta Díaz, “decidí hablar con ella, porque ya había participado en trabajos de Alberto Grau. Así que le llegué con las partituras, le pareció una locura, pero aceptó el reto”.

 

Poco a poco, fueron apareciendo el resto de las cantantes, quienes se han sometido a un proceso de aprendizaje y exploración de otras artes en las que, normalmente, no se desenvuelven.

 

2Comenta Díaz “ha sido un proceso interesante. Los músicos y los cantantes tienen otra visión de lo que es trabajo escénico… tuve que darles mini clases de danza y baile. Lo que hice con ellas fue tomar las acotaciones que Grau pone en la partitura y exploté ese movimiento, llevándolo más allá, hasta coreografiarlo. Para mí era algo posible, porque siento que el arte no está desvinculado. El artista es un ser integral y yo quise fusionar estos tres elementos (cante, baile y actuación)”.

 

La magia también se hizo presente en la escogencia de la pianista Selene Quiroga. Según el director, ningún pianista había querido participar, por considerar las partituras “poco clásicas”. Sin embargo, al acudir a Quiroga, se da un encuentro especial, pues ella estuvo dispuesta a tocar las partituras, a cantar y a actuar.

 

Nos cuenta la pianista/cantante/actriz “decidí participar porque conozco al director. Trabajamos juntos en musicales anteriores y tuvimos un primer acercamiento. Con “Hilo de Hadas”, él estaba trabajando con las cantantes y necesitaba un pianista clásico, que leyera partituras complicadas. Me contactó y me entusiasmó la idea de trabajar en un proyecto de danza. Pero a mí no me gusta trabajar sólo como pianista, y tenía intenciones de pedirle que me dejara cantar y actuar. Y se dio la casualidad que él tenía pensado que bailara y cantara”.

 

Bajo esta atmósfera, Díaz logra “hilar” todo su elenco: Pianista, Selene Quiroga; Niña: Victoria Díaz; Sopranos: Karen Díaz, Ana Rodríguez, Selene Quiroga; Mezzosopranos: Elizabeth Garaicoechea, Alejandra Márquez, Geraldine Ruiz; Contraltos: Adela Garcés, Adriana Melendez, Cristina Vogeler.

 

Cada una de estas intérpretes, ha venido trabajando en la construcción de su personaje, basado en el compartir grupal, las investigaciones de los que son las “lamias” y las exploraciones e improvisaciones con Armando Díaz. Quiroga comenta “personajes con nombres, no existen. Cada una tenía una voz y a partir de allí y de lo que leíamos, junto al trabajo actoral, fuimos desarrollando las lamias, que son personajes ambiguos: ni malos, ni buenos”.

 

A Través de las Lamias

“Hilo de Hadas” ya cuenta con dos temporadas en los escenarios caraqueños. Sin embargo, tiene una función especial el próximo 8 de noviembre en la sala José Félix Ribas del Teatro Teresa Carreño, en el marco de la celebración de los 45 años de la Schola Cantorum.

 

Para esta función, se ha coreografiado el último movimiento de “La Suite de las Lamias”, completando los 5 que compuso Grau. Además de ello, como todo proceso creativo, ha ido en evolución, permitiendo una depuración de elementos y una lectura mucho más profunda, tanto por parte de Armando Díaz, como por parte de su elenco.

 

Según Quiroga, “el montaje tiene algo especial, la gente queda fascinada. Llegan y entran en esa atmósfera de bosque y no sabe si existen o no, si son buenas o malas (refiriéndose a las lamias)”.

 

Por su parte, Díaz tiene muy claro el mensaje que quiere transmitir a través de sus lamias y su hilo de hadas: “es un montaje que intenta demostrar fragilidad. Quería hacer un espectáculo que conmoviera. Estamos en un mundo hostil, lleno de problemas y yo quise crear una obra que regocijara a la gente, que saliera conmovida, enamorada, con una sonrisa en la cara”.

 

7

 

Pero toda la magia que ha rodeado, tanto el proceso de realización, como el montaje final de “Hilo de Hadas”, es derivado, indudablemente, del trabajo y el esfuerzo de sus artistas involucrados, empezando por Armando Díaz. Según Quiroga “se trata de un trabajo muy serio, desde el punto de vista investigativo y de esfuerzo. No es lo más común pero sí es un muy atractivo, por todos sus elementos. Es producto de un músico venezolano, pero que está escrito en otro idioma, dirigido por un bailarín con trayectoria más allá de nuestras fronteras. Eso la hace una obra “internacional”, si se quiere. Definitivamente, es un trabajo muy bonito y bien hecho”.

 

“Direnik ez da sinistu behar, ez direnik ez da esan behar" (no debes creer que no existen, ni debes decir que no son), es lo que repiten las lamias, a lo largo de los cinco movimientos. Y, después de ver este trabajo, es imposible no pensar que fue precisamente un “Hilo de Hadas”, lo que permitió “hilar” la música de una pieza eurítmica, un coro, la actuación y el baile, en esta puesta en escena conmovedora, que demuestra que la magia surge y se anida en el alma del artista, llegando, inevitablemente, al alma del espectador.

 

Última actualización el Lunes, 29 Octubre 2012 03:46

Visto: 1596